martes, 9 de mayo de 2017


sábado, 8 de abril de 2017

Subida al Teléferico de Benalmádena y bajada senderista al Arroyo de la Miel.

En el día de hoy, el C.D.Rompesuelas va a realizar una ruta en el municipio de Benalmádena, el cual dispone de más de 45 kilómetros de senderos distribuidos en una Red de Senderos. Una de las rutas más destacadas es la subida al Puerto de las Ovejas hasta la cima de Calamorro . Nosotros subiremos a la cima en el Telesférico de Benalmádena y luego bajaremos por el Puerto de las Ovejas. La característica principal de este recorrido son las vistas que del pueblo de Benalmádena y del litoral mediterráneo se pueden apreciar.

FICHA DE LA RUTA

La ruta es lineal parte de la cima del monte Calamorro de 771 metros de altura, baja por el Puerto de las Ovejas a 623 metros de altura y sigue por el sendero de la Ruta 2 de Benalmádena, conocida como la ruta de Los Leñadores, recorriendo la falda del Calamorro. Finalizaremos en el Arroyo de la Miel, en la entrada del Telesférico de Benalmádena. El itinerario es un sendero de corto recorrido, unos 7 kilómetros con un desnivel de unos 500 metros que realizaremos en unas 3 horas. La parte más dura de la ruta se encuentra en el final, donde nos encontramos unas rampas muy pendientes con piedras sueltas.

DIARIO DE LA RUTA


 
 
Llegamos temprano a la entrada del telesférico de Benalmádena, que abre sus puertas a las 10.30. La subida empieza a las 11.00. Las cabinas son pequeñas y entramos de 4 en 4. La verdad es que la subida que tiene 2.700 metros de longitud se nos hace muy corta. Una vez arriba, la cima del Monte Calamorro nos ofrece diferentes recorridos para disfrutar de un entorno repleto de contrastes en plena naturaleza y con las mejores panorámicas de la Costa del Sol.






Existen dos senderos que nos trasladan a los miradores:
La ruta del mirador sur de dificultad baja, nos lleva a un mirador donde vamos a poder contemplar al completo la costa malagueña, si miramos al oeste veremos hasta Gibraltar en días claros, el este ofrece una visión única de Sierra Nevada mientras que al sur comtemplamos la costa africana.




 
La ruta del mirador norte, de dificultad media ofrece una panorámica de la sierra de Mijas y la zona norte de la provincia de Málaga con el valle de Guadalhorce en primer termino. Además la cima es el inicio de 6 rutas de senderismo por la Sierra de Benalmádena por las que descender hasta distintos puntos de los municipios cercanos.


 
Desde los miradores observamos que la geografía de Benalmádena se encuentra muy determinada por la presencia del mar y la montaña, que definen su personalidad y le confiere un caracter muy particular.


Las tierras de este municipio se extienden desde las estribaciones de la ladera sur de la Sierra de Mijas hasta el borde del mar, la más llamativa es que consta de tres núcleos urbanos, ya prácticamente unidos entre sí pero no obstante bien diferenciados: Benalmádena Pueblo, Benalmádena Costa y Arroyo de la Miel.


 
Desde este punto también podemos observar como Benalmádena linda con los municipios de Mijas, Torremolinos, Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre. En la foto las canteras de Alhaurín de la Torre.
 

 
Lo que más caracteriza a este entorno, además de su orografía, son las numerosas especies de plantas. Todas ellas están adaptadas al clima de la zona. Durante los recorridos se van a poder contemplar una rica vegetación con especies como el palmito, una de las dos nativas de Europa y más representativa de la vegetación mediterránea, el enebro utilizada desde la antigüedad por el hombre, madroño, jara o el aromático tomillo.
 

 
 
 
Una vez recorridos los dos senderos nos espera la exhibición de aves rapaces que comienza a la 1 y dura unos 45 minutos.
 


 
Iniciamos la ruta a las 2 de la tarde por un carril muy transitado por senderistas y ciclistas, que nos lleva al Puerto de las Ovejas. Abandonamos el carril y tomamos las indicaciones R-1 y R-2 que aparecen en un estrecho sendero. Unos metros más adelante nos encontramos con que el sendero se bifurca en dos: Ruta 1 y Ruta 2. Seguimos por el segundo, conocido como “La ruta de los Leñadores”.




 
 
En nuestro recorrido nos encontramos con la ermita de la Candelaria, donde paramos para comer algo. Antiguamente, se celebraba una tradicional subida al monte Calamorro, cuando su falda se iluminaba con las velas de los fieles y las familias que ascendían al anochecer, el día de la Candelaria.


 
 
Pasamos por debajo del telesférico y seguimos por este sendero que nos ofrece un panorama muy abrupto, de cerros y pronunciadas cañadas cubiertas de monte bajo.
 
 
 
 
 
Por lo tanto, el paisaje que predomina es el monte bajo mediterráneo con especies autóctonas protegidas como el palmito, romero, tomillo, aulaga, mejorana, zahareña, jara, lirio… muchas de ellas aromáticas y muy utilizadas en cocina o como remedios caseros en la medicina tradicional. 
 


En lo que a la fauna respecta es de destacar la presencia de cabras montesas, zorros, jabalís, aves insectívoras y granívoras, además de otras de mayor porte como el águila real o rapaces de hábitos nocturnos como el mochuelo o el búho real. Víboras hocicudas, lagartos ocelados y varias especies de lagartijas también forman parte de las especies anímales de la zona.

 
Hacia el oeste vista de la costa de Benalmádena, Fuengirola y Mijas, y en frente el Cerro del Moro.


Hacia el este con vistas a Málaga.

 

La parte más dura de la ruta está en el final, donde nos encontramos unas duras rampas muy pendientes y con piedras sueltas que cubren el camino entero. que nos llevan al nucleo urbano de Benalmádena. También nos encontramos con el panel informativo de la Red de Senderos de Benalmádena.





Una vez que cruzamos el puente sobre la A-7 llegamos a las primeras urbanizaciones. Algunas de ellas sin terminar y otras sin ocupar.



En la bajada se observa el puente A-7 con el Cerro del Moro (el del repetidor) a lo lejos, con 959 metros de altura.

En 30 minutos llegamos al Arroyo de la Miel, a la entrada del Telesférico de Benalmadena, donde damos por terminada la ruta y nos espera el autobús para volver a Alhaurín de la Torre.  
 
Para terminar decir que ha sido una experiencia nueva y muy festiva la subida  en el Teleférico de Benalmádena  para muchos compañeros del C.D. Rompesuelas. La exhibición de aves rapaces nos ha gustado mucho también. Y al final, una ruta con unas panorámicas y vistas espectaculares. Como siempre muchas gracias a todos los que colaboráis mandado vuestras fotos  y a la  Concejalías de Deporte y Turismo de Alhaurín de la Torre.
 
 





 

 

 

 

 

 

 


 







 








 









 





 
 






 

 



 








 





 

 

 

 

 









 





 



 

 

 



 

 

 

 



 

 

jueves, 20 de abril de 2017


Sábado 25 de marzo de 2017

Gibraltar


La temporada invierno- primavera 2016/2017 el C.D.Rompesuelas la termina trasladándonos hasta La Línea para realizar una ruta por el territorio británico de Gibraltar y conocer el Peñón y sus calles más populares, que con tan solo tan solo 6,8 km cuadrado le sacan mucho partido.

Diario de la ruta

Lo primero que nos sorprende es la mañana tan espléndida y soleada que nos recibe, ya que había anunciado cielos nubosos y lluviosos. El autobús nos deja a los 55 senderistas en La Línea de La Concepción y nos dirigimos a la Aduana con DNI en mano. Iniciamos nuestra ruta y atravesamos transversalmente el aeropuerto, que fue construido durante la Segunda Guerra Mundial.

Gibraltar es tan pequeño que cuando uno cruza la frontera no tiene más remedio que atravesar la pista de aterrizaje del aeropuerto, Tiene alrededor de 600 hectáreas que fueron cedidas en 1703 por España al Reino Unido en el Tratado de Utrecht, que puso fin a la Guerra de Sucesión y llevó a los Borbones a la corte de Madrid. Mientras caminamos por la “Winston Churchill Avenue” aparecen varios campos de futbol a nuestra derecha y el Peñón a nuestra izquierda.


 
Llegamos a la plaza “Casemates Square” y nos encontramos con la calle príncipal de Gibraltar, la de las tiendas “Main Street”.
 
 
Aquí el grupo se divide en dos: unos se quedan en la zona comercial y otros seguimos con la ruta prevista. Tomamos la primera calle a la izquierda, la calle “Engineer Lane” que nos lleva a la calle “Castle Steps”, una calle empinada con multitud de escalones que desembocan en la carretera “Willis´s Road”.
 

Unos metros más adelante nos encontramos con el castillo Moorish Castle y sí queremos seguir por la misma carretera tenemos que abonar 6 euros. Esta carretera llega a la entrada de los tuneles World War II Tunnel, que también tienes que pagar. El Peñón de Gibraltar, tiene 52 kilómetros de túneles. Durante la Segunda Guerra Mundial llegó a haber una verdadera ciudad bajo tierra con kilómetros y kilómetros de túneles, depósitos de agua y combustibles, generadores de electricidad, servicios telefónicos, carnicerías, panaderías e incluso hospitales. Hoy en día la mayor parte de los túneles están cerrados, otros siguen siendo de uso exclusivo del ejército británico, mientras que otros se usan con fines civiles como el almacenamiento de agua o combustibles.



Decidimos retroceder y seguir por el sendero que nos marca el GPS. Otra posibilidad es subir por el el telesférico, una forma fácil, rápida y nada económica pero nosotros hemos venido a hacer senderismo. Así que seguimos por este sendero estrecho, sinuoso, no muy transitado con una vegetación abundante y frondosa, que discurre paralelo a una muralla, en la que nos encontramos unas torretas que son los respiraderos de los tuneles. La vegetación que nos rodea es meditarránea: olivos, acebuches, esparragueras, lavandas y chumberas.


Desde el sendero tenemos unas vistas espectaculares de la bahía con barcos anclados y atracados en ella y los edificios a nuestros pies. El sendero desemboca en otro sendero público escalonado y señalizado con paneles informativos. En el suelo y en las rocas también aparecen numerosas argollas que en su tiempo sujetarían las baterías de Gibraltar.

 
En el camino nos encontramos varios miradores; en uno de ellos descansamos un poco. Algunos aprovechan para picotear y beber algo, otros nos entretenemos tirando fotos y disfrutando de las vistas.

 
Esta es la denominada Bahía de los Catalanes, que ha mantenido ese nombre en honor al batallón de 350 soldados catalanes que desembarcaron en 1704 para luchar junto a los ingleses contra castellanos y franceses.



Llegamos a la batería de “Devils Gap Battery”, lugar que sirvió de defensa de este enclave estratégico entre el Mediterráneo y el Atlántico.

 
Seguimos subiendo por la “Gibraltar Nature Reserve Rock”, el 40 por ciento del suelo del territorio de Gibraltar fue declarado reserva natural en 1993. Continuaremos carretera arriba donde nos encontraremos más baterías y los monos, alrededor de 200 macacos gibraltareños. Una de las principales atracciones turísticas de Gibraltar.


Según un dicho gibraltareño, los británicos sólo dejarán Gibraltar cuando los monos se vayan. Por ello, el primer ministro británico Winston Churchill ordenó llevar más monos de Marruecos y Argelia para que la población no cayera cuando esta se redujo durante la Segunda Guerra Mundial.



 
 
Desde aquí las vistas son impresionantes: la Bahía de Algeciras, Marruecos y el Parque Natural de Los Alcornocales.También observamos como le van ganando terreno al mar y como han construido  varias urbanizaciones.
 
 
Iniciamos la bajada por la misma carretera por donde hemos subido, seguimos por el sendero público y damos por terminada la ruta en la plaza del ayuntamiento "City Hall".
 
 

Ahora tenemos un par de horas por delante para callejear, comprar en las tiendas, ver el cambio de guardia, tomar algo ….

 
Nos hemos dado cuenta  como con una extensión tan pequeña, cinco kilómetros de largo por uno de ancho, se le puede sacar tanto provecho. Además todo se paga: si quieres plano turístico de la ciudad pagas, si te subes en el autobús tiene un precio distinto si no eres gibraltareño, si accedes a la “Reserve Rock” pagas 1 o 6 euros depende de por donde accedas y el sendero público no te lo indican por ningún sitio.
 
 
 
Para terminar decir que hemos pasado un día muy completo en este territorio británico de ultramar, llamado Gibraltar. Como siempre muchas gracias a todos los que colaboráis mandado vuestras fotos: María Bernal, Pedro Gómez y a la colaboración de las Concejalías de Deporte y Turismo de Alhaurín de la Torre.